8 de julio de 2011

Monográfico: Fibras


Foto por: MADELINETOSH

Cuando una se inicia en esto del amigurumi lo primero que tiene que conocer además de la técnica, son los materiales con los que va a trabajar. Voy a empezar una serie de monográficos dedicados a los materiales más importantes a la hora de elaborar un amigurumi.

En el caso de hoy os voy a hablar de la lana, materia prima para la creación de muñecos. Aunque la llamenos genéricamente "lana" lo más correcto es hablar de fibras, ya que la lana como tal se refiere a la lana natural procedente de animales, sobre todo ovinos y camélidos.

En este monográfico voy a intentar referirme a las fibras, aunque es posible que en ocasiones utilece lana como sinónimo de fibra.

Dado que al ser humano le encanta clasificar, agrupar, diseccionar y estratificar conceptos en base a múltiples características no voy a ser menos y voy a enumerar los diferentes tipos de fibras que hay en base a varias características. Ahí va:

1. Por su naturaleza/composición

Quizás esta sea la clasificación más compleja. En principio las fibras se distinguen entre naturales y artificiales.

Con fibras naturales nos referimos a aquellas en las que su composición se basa en pelo o materias de origen natural.

Por un lado tenemos lanas de origen animal. Lana de oveja, de alpaca, angora (tejida con pelo de conejo), merino (un tipo de oveja), mohair (pelo de cabra muy fino y suave), cachemir (otro tipo de lana de cabra), lana de camellos y vicuñas... y la seda resultante de los gusanos de seda.

Pero también a las que lo hacen de plantas como el lino, algodón, cáñamo, esparto...

Entre las fibras artificiales nos encontramos con las lanas acrílicas, mucho más baratas que las lanas. Y el poliéster.

Teniendo esto en cuenta nos es más fácil identificar el tipo de lana. A decir verdad en el mercado se pueden encontrar fibras 100%, pero lo más habitual es encontrar fibras que tienen en su composición lanas y fibras artificiales. Según varien las cantidades así será la lana resultante. Cuanta más lana natural más suave, cuantas más fibras artificiales más barata.
No sólo el tipo de lana y su composición afecta a la suavidad y coste, sino que cada una tiene también un poder "calorífero" (es decir, la cantidad de calor que notas) o una ligereza.

*Consejo. Para hacer amigurumi no hacen falta lanas de calidad. Con las acrílicas va bien -siempre que sean compactas y no se deshilachen mucho- o pueden tener una pequeña mezcla de lana de oveja.


2. Por su grosor y acabado

Las lanas también se pueden clasificar no sólo por su grosor, si no también por su tipo de trenzado.

La lana (en genérico) no son mas que fibras agrupadas y retorcidas, cuantas más fibras dispongamos más grueso será el hilo resultante.

Por lo general las lanas más delicadas se suelen trenzar en hilo fino, sobro todo con
angora, mohair, algodones tipo perlé...

Aquí es donde se "dota de número" a una lana. Una lana que se trabaje con agujas de 3mm es mucho más fina que una que necesite agujas de 8mm. Por ejemplo.

Otra forma de notar el efecto de una fibra y en parte también de su acabado es el ply.
Tal vez hayais visto alguna vez lanas 2ply, 3ply, 4ply. Eso es que está formada por el número de cabos que indican y que se entrelazan en espiral.

El acabado de una lana puede ser 'liso', rizado, con los ply´s, en forma trenzada, con pelo saliendo, etc...

Aqui se incluirian también las lanas de fantasía, ya suelen tener cabos metálicos, hilos de largura variable, pompones, etc.

*Consejo. Mirad que la hebra sea lo más compacta posible para evitar meter el ganchillo por mitad de los cabos. Lo más usual es usar hebras de 3-4mm o 5-6mm. Aunque nadie nos impide hacer un nanogurumi o un maxigurumi ;)


3. Por su color

Aqui tenemos la más sencilla de las clasificaciones, aunque con el tiempo también ha entrado en complejidades.

Lejos de entrar en complicaciones de tinturas industriales o artesanales, las fibras se distinguen de forma genérica en:

Monocromas. Utilizan un sólo color. Pueden ser colores neutros, pasteles, "bebé", claros, oscuros... Toda la gama cromática que podais imaginar.

Jaspeadas. Son lanas que van cambiando de color. Así el dieseño va cambiando sin necesidad de cambiar de hebra.


*Consejo. Si no teneis mucha práctica aún con el ganchillo huid del blanco y negro así como de colores muy oscuros, ya que el punto es más dificil de ver. Optad por colores luminosos o utilizad lanas jaspeadas que os ayudarán a ver el punto.


4.
Por su presentación

La lana comercial se suele encontrar en madejas o en ovillos. Parecen lo mismo, de hecho en el habla coloquial se usan como sinónimos, pero hay diferencias.

La madeja suele ser un ovillo o un atillo de fibra en la que se puede acceder a los dos extremos de la misma, mientras que en el ovillo el extremo interior no suele ser accesible.

En ocasiones las madejas vienen retorcidas, con lo cual hay que ovillarlas para trabajar con ellas.

*Consejo. Aunque el ovillo ocupe menos espacio que las madejas, creo que éstas tienen más ventajas ya que la fibra está distendida y no tan tensa como cuando ovillamos. Además poder acceder al otro extremo suele tener sus ventajas...


5. Por su respeto con el medio ambiente

De un tiempo a esta parte han aparecido fibras que adquieren un compromiso con el medio ambiente o que tienen un trato ético hacia los animales y las plantas.

Cultivos de algodón ecologicos; sin pesticidas y que utilizan menos agua para su crecimiento. La introducción de proteinas de soja o leche en algunas fibras, e incluso la generación de madejas procedentes de material reciclado son algunos de los ejemplos.

Eso sin contar el tratamiento de blanqueado y coloreado que tienen un gran impacto ecológico o el trato que reciben los animales en las explotaciones.


Espero que esta pequeña guia os ayude a las más novatas a la hora de elegir lanas y saber de que os hablan cuando entramos en una merceria y nos bombardean con un montón de información nueva. Aunque como bien nos aconsejó Estel: "yo he tenido muy buenas experiencias en mercerías de barrio, nunca tengáis miedo de preguntar, los vendedores están ahí para ayudaros."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión también es importante. No te cortes y exprésate con respeto, da igual lo antigua que sea la publicación. Si tienes algo que decir, házlo! ; )